Aikido Infantil

¿Qué es el Aikido para niños?

A diferencia de otras artes marciales, la enseñanza del Aikidō a los niños (kodomo no aikidō) dentro del Aikidō difundido por la organización Aikikai, no se encara como una práctica deportiva de competencia o combate, sino se busca modelar su carácter y capacidad de relacionarse con los demás.

El Aikidō se basa en el principio de la no-resistencia, los niños aprenden a no ser agresivos, resolviendo los conflictos con un posible agresor en la calle o en la escuela, con calma y buscando neutralizarle a través de técnicas de desequilibrio, inmovilización y control, sin causarle daño, dando lugar al diálogo.

La enseñanza trata de motivarlos para que cada uno mejore el respeto de sí mismo y por los demás, fuera de un marco competitivo o de comparación con el resto. Es decir:

«El Aikidō fundamentalmente permite que cada niño trabaje sobre sus limitaciones».

El progreso físico, técnico, cognitivo y emocional, de cada practicante se mide respecto a sí mismo.

En la práctica del Aikidō, se busca que el niño aprenda la importancia y desarrolle varios valores humanos tales como: el respeto, la humildad, la serenidad, la comprensión, la tolerancia, la determinación, la toma de decisiones, etc.; y se le ayuda a comprender que forma parte de un universo y como parte integrante de la naturaleza debe amarla y protegerla.

El impartir clases de Aikido a niños requiere una didáctica muy diferente a la que se utiliza con los adultos, este sistema de enseñanza se basa en juegos psicomotrices, actividades recreativas y la enseñanza pedagógica del ritual.